Revertir la Diabetes Mellitus, de una forma más fácil y cómoda a su bolsillo.

Medicina Natural Para La Diabetes. ¿Qué es la stevia, el nuevo y beneficioso edulcorante que causa furor?

Medicina Natural Para La Diabetes. ¿Qué es la stevia, el nuevo y beneficioso edulcorante que causa furor?
Medicina Natural Para La Diabetes


La stevia es un vegetal que tiene multitud de propiedades medicinales, ya que tomarla con frecuencia ayuda a tener una salud de hierro.

Pero es un alivio saber que han aparecido nuevos edulcorantes naturales en el mercado que no son perjudiciales para la salud. Se trata de la stevia, que regula la dieabetes, controla la presión arterial y mejora la circulación, entre muchos otros efectos beneficiosos

¿Qué es la stevia?
Medicina Natural Para La Diabetes

La stevia es un pequeño arbusto herbáceo que no suele sobrepasar los 80 centímetros de alto, de hoja perenne, y de la familia de los crisantemo, que normalmente crece en Sudamérica y, mientras que extracto es 200 veces más dulce que el azúcar, no provoca el aumento de los niveles de insulina en la sangre.

Licenciada en Nutrición y Educación Físca, Paola Andrea Coser, nutricionista del Método Thinking, explica a ABC que las hojas frescas o disecadas es la mejor manera de consumo de este edulcorante totalmente natural para beneficiarnos de todas sus propiedades medicinales, que no son pocas.

Afortunadamente esta dulce hoja puede consumirse de forma natural con muchos menos riesgos que el resto de edulcorantes artificiales sin calorías gracias a que se puede plantar fácilmente en casa, «se da muy bien en verano y en invierno se puede meter dentro», se pueden comprar las hojas disecadas y triturlas convirtiéndolas en un fino polvo dulce.

Más adelante ofrecemos dos recetas hechas con stevia, una para el invierno y otra para el verano.

Es aquí donde los críticos de este edulcorante natural insisten en la facilidad para engancharse a su consumo, causado por los sabores artificiales añadidos.

También puedes encontrar más beneficios haciendo clic aca.

Elaborados en España, los refrescos de La Gloria han sido los primeros en incorporar la stevia como edulcorante 100% natural.

Los productos de stevia manufacturados «no son puros, suelen venir mezclados con otros tipos de edulcorantes o con alcoholes» por lo que el producto ha perdido «totalmente sus propiedades medicinales».

Propiedades de la stevia

La hoja seca de la stevia ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, reducir la presión arterial, regular el aparato digestivo en general, reducir la grasa en personas obesas, ayuda a las personas con ansiedad y, además, es diurética.

Al ser un endulzante se ha utilizado para los diabéticos y se ha comprobado que no hay un «aumento de glucosa o azúcar en sangre», es más aporta una acción hipoglucémica a las personas que padecen de medicamentos para la diabetes tipo2, no dependientes de la insulina. El Departamento de Endocrinología y Metabolismo del Hospital Universitario a Aarthus, en Dinamarca, determinó que la stevia actúa sobre las células beta del páncreas estimulando la producción de insulina de forma natural. En la actualidad se realizan estudios sobre los efectos de la stevia en la diabetes infantil tipo 1, insulina dependiente.

Mientras que aún no se han encontrado efectos secundarios ni contraindicaciones, dentro de la interminable lista de beneficios de la stevia se cuenta el «efecto diurético que ayuda a reducir los niveles de ácido úrico».

La polémica está servida

Aunque desde 2011 la stevia está aprobada para su uso como aditivo alimentario y endulzante en la Unión Europea, en Estados Unidos, en 1991 la FDA (Food and Drug Administration) se negó a aprobar el uso de esta sustancia debido a presiones de los fabricantes de edulcorantes artificiales.
En Japón, edulcorantes de Stevia ya estaban comercialmente disponibles desde el año 1971 y hasta el momento no se han publicado estudios de problemas de salud relacionados con este edulcorante.

Dos recetas hechas con stevia: una para el verano y otra para el invierno

Para el invierno, aunque lo ideal sería hacerlo todos los días, Diego de Olmedilla, fundador del Método Thinking, nos da la receta de una infusión de stevia. Basta con calentar dos dedos de agua en el microondas, echar un par de hojitas (secas o frescas) de stevia, exprimir un limón y dejar infusionar durante unos minutos.